Sitio dedicado al estudio

de la Filosofia y la Etica

Estudio sobre la ética

La ética consiste en el estudio del bien y del mal, esta es la definición actualmente aceptada sobre la ética. El comienzo del estudio de la ética comienza con Aristóteles y la filosofía griega. En ética Nicomaquea Aristóteles sostiene que la actividad del hombre tiende a la felicidad y que la ética forma parte de la política.  Para Aristóteles no hay una definición universal del bien: el bien de la guerra es la victoria, el bien de la medicina es la salud.
Los evangelios retoman la idea del bien y del mal de otra manera. En el Antiguo Testamento el Libro de Salmos empieza con el poema sobre "Los dos caminos"; el evangelio de Lucas retoma la enseñanza de los dos caminos en las 4 bienaventuranzas (Lucas 6:20-23) y las 4 maldiciones en Lucas 6: 24-26.
El evangelio de Mateo nos enseña: "Nadie puede servir a dos señores", Mateo 6:24; también: "los que viven según la carne desean lo que es carnal; en cambio, los que viven según el espíritu, desean lo que es espiritual", Romanos 8:5. Tomas de Aquino, padre de la Iglesia, resume:  Pecamos o vivimos rectamente.
El evangelio nos señala que hay dos caminos para el hombre, como en la Parábola del Buen Samaritano: actuamos como el Levita y el Fariseo que pasan de largo frente al prójimo o actuamos con rectitud y misericordia como el Samaritano, Lucas 10.
Básicamente el bien y el mal son discernimientos, mentalidades, una mentalidad es benévola, edificante, progresiva a esta mentalidad la llamamos "buena mentalidad". Existe otra que es destructiva, caótica, injusta, a esta la llamamos "mala mentalidad". Todos discernimos, elegimos, este es el punto de partida.
El origen de estos dos caminos o mentalidades como nos enseña el evangelio, son la verdad y la falsedad. La verdad y la falsedad son conceptos anteriores al bien y al mal: "el que practica la verdad viene a la luz", Juan 3:21. La verdad pertenece al genero del ser, es lo preciso y lo exacto. La falsedad en cambio pertenece al genero del no ser. En el libro Metafísica, Aristóteles explica que cuando dos opuestos pertenecen a géneros distintos no hay un estado intermedio. Algo es verdadero o falso no hay un intermedio como ocurre con lo frio y lo caliente, que esta lo tibio. Vivimos según el espíritu, es decir vivimos rectamente o vivimos según la carne, es decir pecamos, como nos enseñan los evangelios. En este sentido no hay "grises", las cosas son o "blancas" o "negras".
Acertamos o fallamos, somos falsos o veraces. En esto consiste el estudio de la ética.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir la información requerida con la marca (*). No está permitido el Código HTML.

Suscribirse a nuestro boletín

Copyright V Evangelio © 2014. Todos los derechos reservados.